Archivo

Archive for the ‘Internacional’ Category

Para entender un poco más

Categorías:Actualidad, Internacional

Lo que yo digo pero no hago


Los invito a pasar por aca….

http://www.shell.com.ar/home/content/arg/environment_society/

Para luego comparar con…

Una clara muestra de que las palabras y la realidad no van siempre de la mano.

Categorías:Internacional

Para entender un poco más


En la Web de la BBC Mundo publicaron un artículo donde se desarrollan diversas teorías sobre lo que esta sucediendo en Inglaterra. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

La batalla de argumentos para explicar los disturbios en Inglaterra

Redacción

BBC Mundo

 Viernes, 12 de agosto de 2011
  • Disturbios en LondresEl estallido de violencia se cobró cinco vidas y cuantiosos daños materiales.

Muchas teorías han sido lanzadas al aire para tratar de explicar las causas subyacentes a la erupción de violencia y saqueos que vivió Londres y otras ciudades de Inglaterra. Desde el ocaso de los valores ciudadanos a un exceso del consumismo.

BBC Mundo le presenta la visión de dos criminólogos sobre algunos de esta “batalla de argumentos”.

Dependencia del Estado del bienestar

“Cuando vemos a los políticos cargando a los presupuestos públicos las televisiones de pantalla plana o siendo condenados por pasar a las instituciones gastos de forma fraudulenta, está claro que los jóvenes de todas clases están siendo liderados de forma inapropiada”

David Wilson, Universidad Birmingham

Max Hastings, en un artículo en el diario conservador Daily Mail, se concentra en una “perversión de la ética social que eleva la libertad personal a lo absoluto y niega a las clases bajas la disciplina que podría permitir a algunos salir de la empantanada dependencia en la que viven”.

Según David Wilson, profesor de Criminología de la Universidad de Birmingham y antiguo director de una prisión, hay una cultura de atribución de derechos en el Reino Unido.

“Pero no es sólo cosa de las clases populares, es sobre los políticos, sobre los banqueros y de futbolistas. No es sólo una cuestión de una clase particular, resulta permeable a todos los niveles de la sociedad”, opina Wilson.

“Cuando vemos a los políticos cargando a los presupuestos públicos las televisiones de pantalla plana o siendo condenados por pasar a las instituciones gastos de forma fraudulenta, está claro que los jóvenes de todas clases están siendo liderados de forma inapropiada”.

Exclusión social

Escribiendo en el diario The Independent, Camila Batmanghelidjh, fundadora de una ONG dedicada al cuidad de niños, culpó a una sociedad en la que “percibe que el establishment no aporta nada”.

“No se trata de un ataque ocasional a la dignidad, es una repetida humillación, ser constantemente desposeído en una sociedad rica”, escribió Batmanghelidjh.

Existen estudios que sugieren que vivir en áreas degradadas podría ser un factor, opina Marian FitzGerald, profesora visitante de Criminología de la Universidad de Kent.

“Pero los excluidos socialmente no siempre son los que están saqueando, de hecho, suelen ser los más vulnerables. Necesitamos repensar la forma en que abordamos el asunto en lugar de usar la exclusión social como una excusa”.

Falta de un padre

Disturbios en InglaterraLos disturbios empezaron con la muerte de un hombre en un incidente con la policía.

Según Cristina Odone, del diario de centro-derecha Daily Telegraph, los disturbios podrían ser reconducidos a la falta de un modelo paterno.

“Al igual que la inmensa mayoría de los jóvenes delincuentes que están entre rejas, los pandilleros tienen una cosa en común: no tienen un padre en casa”, escribió Odone.

“Yo eduqué a mis dos hijos sola”, responde la profesora FitzGerald. “Y sí, hay problemas para que los jóvenes tengan un sentido positivo de lo que debe ser la masculinidad cuando no hay un hombre en el núcleo familiar, pero si tienes una familia estable, entonces esos muchachos todavía pueden llegar muy lejos”.

Recortes sociales

En entrevista con la BBC, el exalcalde de Londres Ken Livingstone sugirió que la culpa es de los paquetes de austeridad económica impuestos por el gobierno y los consecuentes recortes en política social.

“Si haces recortes masivos, siempre habrá un peligro potencial para que surjan este tipo de revueltas”, dijo Livingstone.

Para la profesora FitzGerald es demasiado pronto para poder comprobar esa afirmación. “La implementación de los recortes al completo a los servicios sociales locales tendrán el mayor impacto en las áreas más deprimidas el próximo año”.

“Sin embargo, podría ser que habiendo tanto debate sobre los recortes en el presupuesto de la policía, los saqueadores haya interiorizado el mensaje de que hay menos posibilidades de que sean capturados”.

Debilidad policial

Un titular del sensacionalista The Sun consideraba “loco” que los cañones de agua no estuvieran a disposición de la policía antidisturbios. Además, el rotativo considera que el Legislativo no debe “ponerse escrupuloso” sobre el uso de gases lacrimógenos y balas de goma.

PolicíaLa policía ha detenido a más de 1.500 personas.

También ha habido discusión sobre el impacto de las fuertes críticas que recibió la policía en las protestas contra el G20 en Londres. Algunos comentaristas estiman que los agentes de policía temen enfrentarse a los manifestantes por miedo a acciones legales en su contra.

El devenir de los acontecimientos podría haber sido diferente si hubiera habido una reacción más inmediata y robusta de la policía, opina el profesor Wilson.

“Muchos de los saqueadores entrevistados disfrutaban el sentirse poderosos. Se vieron animados por la percepción de que la ciudad les pertenecía”, señala Wilson.

“Sin embargo, no creo que tenga nada que ver con la corrección policial. Lo que ha caracterizado a la justicia británica los últimos 25 o 30 años es el gran número de jóvenes enviados a prisión en comparación con otros países de Europa”.

Racismo

La violencia empezó en Tottenham el sábado, después de que un disparo de la policía matara a Mark Duggan, de 29 años y raza negra. Christina Patterson, en The Independent, dijo que la raza era un factor que no se debería pasar por alto.

“Demasiados hombres negros han sido matados por la policía. Demasiados hombres y mujeres de raza negra han sido tratados como criminales cuando no lo son. Y esto no es la causa de los disturbios, pero es parte de la mezcla”, opina Patterson.

El profesor FitzGerald recuerda que los disparos de la policía son algo bastante inusual. “Según la información oficial, en los últimos tres años ha habido siete y todos, sobre gente de raza blanca”.

Cultura rapera

“Esto es lo que pasa cuando la gente no tiene nada y tienen en sus narices constantemente cosas que no pueden permitirse, y además no tienen razón para creer que jamás podrán permitírselo”

Zoe Williams, The Guardian

Paul Routledge, del sensacionalista Daily Mirror, culpó a “la perniciosa cultura de odio que gira en torno a la música rap, que glorifica la violencia y promueve el odio a la autoridad, especialmente la policía y los padres, y exalta el materialismo basura y las drogas”.

El profesor Wilson reconoce que ciertamente se trata de un fenómeno cultural.

“Una vez entrevisté a un joven que dijo que sólo porque le guste la música no significa que esté de acuerdo con las letras, lo que es cierto”, comenta FitzGerald. “Pero puede ser un factor a tener en cuenta cuando los expuestos son particularmente vulnerables”.

Consumismo

“Estos son saqueos de tiendas marcados por su elección de consumo”, insistió Zoe Williams en el diario progresista The Guardian. “Esto es lo que pasa cuando la gente no tiene nada y tienen en sus narices constantemente cosas que no pueden permitirse, y además no tienen razón para creer que jamás podrán permitírselo”.

En estudios de criminalidad callejera, se ha mostrado como un factor, según el profesor FitzGerald.

“Pero con los recientes disturbios, no estoy seguro: en el contexto de los saqueos, se trata de tomar todo lo que pueda. Además, de teléfonos móviles y ropa, robaron muchos dulces y latas de cerveza”.

Oportunismo

“Según más y más gente pobre se involucró en los disturbios, otros se vieron tentados en hacerlo, sabiendo que un individuo poco excepcional en un mar de cientos no va a ser cazado y enfrentarse a un castigo”, según Carolina Bracken del Irish Times.

Es algo increíble, opina Wilson. “El oportunismo, mezclado con la sensación de formar parte de una gran pandilla, ha resultado tentador para muchos que normalmente no harían algo así”.

“Además, algo significativo es la sensación de impunidad por ser parte de algo tan grande. Eso, vinculado con el sentimiento de hacer algo transgresor y sentirse poderoso en un contexto en el que no suelen tener demasiados ámbitos de poder”.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/08/110812_reino_unido_violencia_disturbios_saqueos_debate_argumentos_explicacion_az.shtml

Categorías:Internacional

Interesante artículo


Hoy el diario La Nación publicó un artículo del diario el país. Me pareció interesante para compartir y debatir…

El mundo

Humanitarismo impuesto a cañonazos

María Antonia Sánchez- Vallejo
El País

Domingo 19 de junio de 2011 | Publicado en edición impresa
Comentá (0)

Humanitarismo impuesto a cañonazos

Trípoli, bajo las bombas de la OTAN: la ofensiva contra el régimen de Khadafy reabre la discusión sobre las intervenciones humanitarias. Foto EFE

Las guerras entre militares profesionales prácticamente han dejado de existir. Los combates ya no se libran sólo en el campo de batalla, también en las casas, las escuelas o los campos de cultivo. Conflictos asimétricos, entre un ejército regular y un grupo insurgente o terrorista; contiendas entre milicias armadas por líderes tribales o señores de la guerra multiplican hasta el infinito el número de víctimas civiles, en una proporción sangrante: frente al 5 por ciento de población civil muerta en la Gran Guerra, las víctimas civiles en cualquier conflicto se sitúan hoy en torno al 80 por ciento del total de bajas. Solo en el de Irak hubo 60.000 víctimas civiles, es decir, 31 iraquíes muertos por día, según los papeles de Irak filtrados por WikiLeaks. Impedir que esa y otras sangrías mayores, como el genocidio, se repitan es uno de los propósitos de las denominadas intervenciones -a veces llamadas guerras- humanitarias.

Pero, ¿puede una guerra ser humanitaria, o es una contradicción en los términos? ¿Pueden las fuerzas armadas, además de disparar misiles, ser agentes humanitarios, o se trata de mero posibilismo? La intervención aliada en Libia para proteger a la población civil, de la mano de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, ha vuelto a suscitar la pertinencia de la más neutra -y ampliamente legitimada- de las guerras del siglo XXI.

Este debate hunde sus raíces en el oprobio que para la comunidad internacional supuso la inacción en las matanzas de Ruanda (1994) y Bosnia (genocidio de Srebrenica, en 1995, y cerco de Sarajevo), dos ejemplos de limpieza étnica que sirvieron de aldabonazo a la conciencia del mundo.

Los expertos consultados son en general críticos con la denominación “humanitaria” por cuestiones semánticas. “Habría que distinguir entre una intervención humanitaria, con presencia de ONG especializadas y organismos internacionales (Unicef, FAO, Programa Mundial de Alimentos) y un apoyo logístico militar, de carácter puntual pero cuyo peso recae en el componente civil, y la guerra humanitaria, una guerra derivada de una catástrofe humanitaria, que sería una respuesta militar a una situación de desastre humanitario”, distingue Vicenç Fisas, director de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona. “La intervención humanitaria siempre está justificada; la guerra humanitaria, en cambio, obedece a un cálculo puramente militar sobre las capacidades de revertir una situación igualmente militar, y eso no siempre está justificado”.

Y Libia, ¿en qué caso se encuadra? “Desde mi punto de vista -dice Fisas- había que actuar con rapidez y de forma militar ante la posible toma de Bengasi, y después de que Khadafy no optara por medios diplomáticos para arreglar la crisis”. El almirante de la marina francesa Pierre-François Forissier, el pasado 3 de junio, decía sobre la perspectiva de una ayuda humanitaria militarizada: “Cuando alcancemos nuestros objetivos militares, necesitaremos asistencia humanitaria. Se usarán medios militares en una primera fase porque es la forma más rápida y fácil de proporcionarla”. Una tercera opinión, la de Jesús A. Núñez Villaverde, director del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (Iecah): “La intervención aliada en Libia se está convirtiendo en el apoyo aéreo a uno de los bandos”, el de los rebeldes.

“Es una prostitución de los términos. Cuando un concepto genera simpatía en la opinión pública, se utiliza para todo: hoy no hay nada que no sea humanitario. Pero no podemos hablar de humanidad cuando lo que en realidad se está planteando es justicia o no justicia, legalidad o ilegalidad”, sostiene Núñez Villaverde.

“En el caso de Libia, la resolución 1973 de la ONU parecía al fin un paso en la dirección correcta, porque hace referencia a la ?responsabilidad de proteger’ que formuló la ONU en 2005 (El Estado es el primer responsable de sus ciudadanos, y si no, es la comunidad internacional quien debe protegerlos), pero la resolución se está prostituyendo, porque esa intervención se está convirtiendo en el apoyo aéreo de una de las fuerzas combatientes”. Para este experto, todos los pasos que se están dando en Libia desde el 19 de marzo violan la legalidad internacional: “Armar a los rebeldes, la presencia de unidades terrestres especiales [de EE.UU. y Gran Bretaña]… todo esto viola la ley”.

La acción militar, para el responsable del Iecah, debe limitarse a “crear un entorno de seguridad para que los agentes humanitarios puedan, en catástrofes naturales o en conflictos violentos, hacer su trabajo, es decir, aportar ayuda humanitaria”.

Doble raseroEl problema de confundir los términos -o las funciones- implica, para Núñez, “despilfarrar el capital político acumulado tras la adopción de la ?responsabilidad de proteger’, en septiembre de 2005. Desde [el Tratado de] Westfalia regía el principio de no injerencia en los asuntos internos de un país, pero las tragedias de los Grandes Lagos y los Balcanes rompieron esa convención. Pero en las relaciones internacionales, que se mueven por el cortoplacismo, sigue imperando el doble rasero. ¿Dónde está la responsabilidad de proteger en el caso de Siria?”.

“Un Ejército nunca puede ser un actor humanitario. No es bueno que un soldado reparta botellas de agua”, sostiene con firmeza Núñez Villaverde, que plantea el hecho de que el ejército, “con un presupuesto de 18.000 millones de euros al año”, sea la institución más valorada por los españoles. “El debate sobre defensa y seguridad sigue pendiente en España, pero en vez de eso se refuerza la idea de revestir de humanitario lo militar, eso explica muchas cosas en clave nacional. Y no es el único país donde sucede: desde la época de [el primer ministro Tony] Blair, en Gran Bretaña la cooperación es un elemento más de la política exterior y de seguridad. En el caso de Estados Unidos, Usaid, la agencia estadounidense de cooperación, es, desde el 11-S, un componente más del departamento de Defensa”.

Para Joana Abrisketa, profesora de Derecho Internacional Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Deusto, el requisito legal para justificar una intervención militar es que exista, previamente, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU con un mandato determinado. “Salvo que la acción militar sea en legítima defensa, una resolución del Consejo de Seguridad es el fundamento para legitimarla”. Como Villaverde, Abrisketa cree que en la década de los 90 se abusó de la etiqueta humanitaria, “que garantiza poco en términos jurídicos”. En 2000, la llamada “responsabilidad de proteger” se incorporó a este debate, quizás porque la “intervención humanitaria” había quedado desprestigiada. “Me pregunto cómo se materializa la expresión ?responsabilidad de proteger’, formalmente impecable y que quiere transmitir la idea de imparcialidad, a través del Consejo de Seguridad, un órgano político difícilmente imparcial”, recuerda Abrisketa.

Históricamente, y aunque desde el siglo XIX se han invocado razones humanitarias en algunas intervenciones (por ejemplo, la de Francia y Grecia en Siria en 1860, en apoyo de los cristianos maronitas), las raíces de este tipo de intervención hay que buscarlas en el nuevo orden internacional que siguió a la Guerra Fría. “El Consejo de Seguridad se reactiva al desaparecer los dos bloques, porque durante la Guerra Fría un bloque neutralizaba al otro. Yugoslavia, Somalia y Ruanda son los tres casos emblemáticos. Pero el papel del Consejo de Seguridad se va diluyendo porque ninguna de ellas es exitosa, por falta de recursos o error de tácticas, por ejemplo una operación aérea y no terrestre… Por eso se deslegitima”.

En el debate sobre las intervenciones humanitarias planea también un concepto, forjado a finales de los 80 por el francés Bernard Kouchner, médico, político y fundador de la ONG Médicos sin Fronteras, y el jurista Mario Bettati: el deber de injerencia. Bettati dio cuerpo jurídico a la idea. En palabras del ensayista David Rieff, claramente intervencionista, “la diplomacia, sin la habilidad de desplegar una fuerza militar, no sirve para nada”. Porque la diplomacia es muchas veces un factor subordinado.

Sobre los intereses no confesados, pero a veces clamorosos, que acompañan este tipo de intervenciones -asegurar el suministro de petróleo, por ejemplo-, o el aparente resabio colonialista de algunas de ellas, Fisas opina: “Desde hace muchos años se ha venido denunciando el carácter neocolonista de muchas intervenciones, sobre todo de ex metrópolis que intentan recuperar o asegurar sus espacios de influencia política y económica a través de lo humanitario. Es un riesgo real”.

Si sobre las relaciones internacionales planean en todo momento intereses geopolíticos y geoeconómicos, para Oladiran W. Bello, del think tank Fride, este tipo de intervenciones militares han ayudado a repintar el mapa del mundo tras la Guerra Fría. “En el pasado, habría resultado muy difícil que Rusia y China no hubieran vetado la resolución 1973. Esta vez no la han apoyado, pero tampoco la han vetado, y eso indica, motivaciones humanitarias al margen, que lo hacen también por motivos políticos, porque nadie quiere quedarse fuera de la ola de cambio en el mundo árabe. Brasil es otro ejemplo: también se opone a ella; los tres países son contrarios a la intervención militar, pero no han hecho mucho por evitarla”.

“Ahora existe más presión de la opinión pública de que hay un riesgo cierto de genocidio, como el que existía en Bengasi cuando el Consejo adoptó la resolución 1973. En el pasado, al menos hasta las tragedias de Grandes Lagos y Bosnia, no existía ese clamor. Así que lo que mueve a decidir una intervención de este tipo es la consideración de motivos humanitarios, sí, pero también las probabilidades de tener éxito. Algo que no puede aplicarse hoy por hoy al caso de Siria”, apunta Bello.

Libia versus Siria

En lo que a intervenciones se refiere, esa dicotomía, que revela la tensión de la cuerda en la relación de fuerzas mundial, no sólo sirve para circunscribir el debate, también para situarlo en el centro de un círculo viciado: el del doble rasero. “Siria es un país excepcional en el cálculo de probabilidades de una hipotética solución al conflicto de Medio Oriente. Muchos analistas temen que el recambio de Bashar al-Assad al frente del país no sea un régimen tan previsible como el actual; si hay cambios en Siria, se van a extender al resto de países vecinos”, opina Bello.

“Libia es una reválida para la aplicación del principio de ?responsabilidad de proteger’ -asegura Bello-, pero lo que no sé es qué va a suceder a mediano y largo plazo: prevenir el genocidio es algo relativamente fácil, no así la solución del problema real de esta guerra: el fin del régimen”.

© El Pais, SL

MANDATOS PARA EVITAR LOS GENOCIDIOSResolución 1296 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (2000). “La deliberada selección de poblaciones civiles como objetivo y la comisión de violaciones sistemáticas y flagrantes del derecho internacional humanitario pueden constituir una amenaza para la paz y la seguridad internacionales”.

Responsabilidad de proteger. Las matanzas de Ruanda (1994) y Bosnia (1995) suscitaron un vivo debate sobre la suerte de la población civil en conflictos armados. Por iniciativa de Canadá, que creó en 2000 la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía de los Estados, la Cumbre Mundial de Naciones Unidas dio en 2005 cuerpo jurídico a la doctrina “responsabilidad de proteger” (RtoP o R2P, por sus siglas en inglés), sobre la protección de grupos amenazados de genocidio o violaciones de sus derechos humanos. En 2006, el Consejo de Seguridad de la ONU recogió la idea en la resolución 1674.

Fundamentos de la RtoP. Riesgo evidente de genocidio o crímenes de guerra; que el gobierno del país no demuestre capacidad a la hora de evitarlos; la probabilidad de tener éxito para prevenirlos, y la articulación de una acción colectiva de la comunidad internacional de la mano de la ONU.

Otras resoluciones. El Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado con posterioridad otras resoluciones que recogen el principio de la responsabilidad de proteger. Son la 1674 (2006), sobre protección de civiles en conflictos armados; la 1706 (2006), sobre la crisis de Darfur; la 1820 (2008), sobre mujeres, paz y seguridad, y las resoluciones 1888, 1889 y 1894 (las tres adoptadas en 2009), sobre protección de civiles en conflictos armados.

Categorías:Internacional

Argentina no es México


Desde algunos lugares se esta buscando implantar en la mente de la sociedad de que Argentina tiene niveles de inseguridad y narcotráfico similares a los que tienen países como México o Colombia. Lo cual no deja de ser una manipulación para lograr generar miedo en los receptores.

Para entender cual es la diferencia sustancial, dejo una nota publicada en el diario el país de España sobre la situación en México. Donde los muertos son consecuencia del gatillo que se aprieta, y de la poca voluntad política para resolver el verdadero problema. Claramente la presión de tener al gran país (comprador) del norte, evita que el gobierno (socio) de turno haga algo al respecto.

La palabra contra la violencia en México

El país americano sale a la calle hoy en protesta por la violencia.- Mientras, el blog Nuestra Aparente Rendición, dirigido por la escritora Lolita Bosch, trata de dar voz y pensamiento a la indignación

ÁNGELES CASTELLANO – Madrid – 06/04/2011

Vota

Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 82 votos
Imprimir Enviar

“Hoy, después de tantos crímenes soportados, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y los medios, debemos hablar con nuestros cuerpos, con nuestro caminar, con nuestro grito de indignación (…) Hay que devolverle la dignidad a esta nación”. Son palabras referidas a México, y las escribe, en la revista Proceso, Javier Sicilia, poeta mexicano y padre de Juan Francisco, de 24 años, asesinado y torturado junto a un grupo de seis amigos, uno de los últimos casos de violencia extrema que ha conmocionado al país. El caso de Sicilia ha provocado tal estupor que hoy, de manera simultánea, hay convocadas manifestaciones de repulsa en 20 ciudades del país, pero también en Barcelona, París o Nueva York.

Dos policías custodian un cadáver delante de un edificio quemado en Acapulco 

Ampliar

Dos policías custodian un cadáver delante de un edificio quemado en Acapulco- PEDRO PARDO (AFP)

La noticia en otros webs

Desde que comenzó el mandato presidencial de Felipe Calderón, alrededor de 40.000 personas, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, han muerto o desaparecido a manos del narcotráfico o el Ejército. Sicilia contestó la muerte de su hijo con un poema que leyó en público. El último. Lo acabó así: “El mundo ya no es digno de la palabra, no puedo escribir más poesía… La poesía ya no existe en mi”. Pero no todo el mundo piensa como él. Otros, como la escritora Lolita Bosch (Barcelona, 1970), nacida en Cataluña pero vinculada al país desde hace años, cree que más que nunca los mexicanos tienen que levantar la voz. Y ella lo ha hecho a través de un blog, Nuestra Aparente Rendición, “un espacio en el que convocar todas las voces de México sin vinculación política y sin instituciones detrás”, según nos cuenta ella en una entrevista telefónica desde Barcelona. “La cosa nació para tener una plataforma que genere diálogo y que nos ayude a pensar entre todos qué está pasando en el país. México se ha ido a la mierda, la gente está aterrorizada. Nos ganó el miedo, así que sólo nos queda la palabra”.

El blog nació de una carta que ella envió a sus amigos escritores e intelectuales latinoamericanos y españoles, una llamada de auxilio, un “tenemos que hacer algo”, después del asesinato, en Tamaulipas, de 72 inmigrantes centroamericanos en agosto de 2010. Su hacer algo, en lugar de ser escribir, fue editar los textos de otras personas. “Primero escribían amigos, pero empezó a llegar otra gente: víctimas, familiares de víctimas, sicarios, militares, cantantes de narcocorridos, adolescentes…”, explica ella. “Sólo borramos lo que es ofensivo y genera aversión”, explica. “Cualquier persona que esté trabajando por la paz en México tiene cabida; el blog no tiene posición ideológica”. La cosa fue creciendo, y en cuatro meses, el blog recibió 100.000 visitas, fundamentalmente desde México, pero también desde otros lugares del mundo donde se interesan por estudiar la violencia y lo que está ocurriendo en este país. “No queremos sólo anécdota, queremos textos que nos ayuden a pensar qué está pasando. Qué es el miedo, por ejemplo”. El miedo, explica, ha logrado paralizar a la sociedad mexicana, ha cambiado sus costumbres y es necesario recuperar el pensamiento, la palabra. “La idea fue: vamos a pensar en esto juntos”.

Contar muertos y tomar las calles

“Empezamos a hacer un conteo de muertos”, explica, porque muchos llegaban al blog preguntando por los desaparecidos por la violencia. La iniciativa se convirtió en algo habitual. Cada semana, un voluntario diferente pone nombres y apellidos a las cifras de asesinados. “Queremos que quede la memoria de todos los caídos, así que buscamos marcas que los puedan identificar, rastreamos la prensa local…”

Nuestra Aparente Rendición también se hace eco de iniciativas como la de esta tarde, la que sacará a más de medio país a las calles a revindicarse. “Hay un grupo de chicos, en Chihuahua, que han decidido recorrer todas las noches en bicicleta su ciudad. Lo hacen con mucho miedo, pero necesitan sentir que la ciudad sigue siendo de todos”, explica. “Así que nosotros difundimos la convocatoria y luego les pedimos que nos envíen fotos y reportes”. O cómo los padres de adolescentes, en el DF, se organizan por las noches para esperar a sus hijos a las salidas de las discotecas y fiestas, para que todos puedan volver sanos y salvos a casa.

“Esto no es exagerado”, interrumpe. “El miedo no es exagerado, no es exagerado estar estupefactos, es todo verdad. México está atravesando un periodo terrorífico y la respuesta que necesita es urgente, no exagerada. Es muy feo que la prensa internacional, incluida EL PAÍS, con todo respeto, esté dando la imagen de que en México hay una guerra contra el narco. No hay buenos contra malos, hay mucho más que eso”.

El blog ha crecido tanto que llegó a oídos de la secretaria de Estado del país vecino, Hillary Clinton que, inmersa en una ronda de reuniones con organizaciones civiles para tratar la violencia, pidió un encuentro en febrero con los organizadores de Nuestra Aparente Rendición. Pero la oferta fue rechazada a través de una carta que fue hecha pública en el blog en la que Bosch explica que la intención del blog es mantenerse desvinculado de las instituciones. “Nuestra tarea es que los mexicanos sean capaces de hablar de lo que les pasa”, explica Bosch.

La respuesta ciudadana a esta iniciativa ha sido tan desbordante, que Nuestra Aparente Rendición está en proceso de transformarse en portal web, con un equipo de 12 voluntarios permanentes, con blogs o secciones fijas de periodistas y expertos como Lydia Cacho, que lleva años investigando sobre el abuso a menores y tráfico de personas, y que por esto vive amenazada de muerte.

La iniciativa crece, las voces se unen desde diferentes lugares del país, pero la violencia no cesa. Cada semana se cuentan entre 250 y 300 víctimas mortales de la violencia. Y las previsiones, según Bosch, van a peor: “Estamos en El año de Hidalgo“, dice refiriéndose a que este año termina el mandato presidencial, “y todo el mundo se quiere llevar algo. Los años de fin de Sexenio son los más violentos. Matarán a muchos y callarán a millones. Pero nos queda la indignación moral, que es lo único que tenemos, y se tiene que escuchar”.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/palabra/violencia/Mexico/elpepuintlat/20110406elpepuint_1/Tes

Categorías:Actualidad, Internacional

Todo Negativo no dijo nada


Dando una vuelta por la web encontré una noticia que algunos medios locales se olvidaron de publicar…

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110329_china_lider_lista_energia_verde_limpia_jrg.shtml

Argentina, el país con más crecimiento año por año en energía limpia

Redacción

BBC Mundo

Última actualización: Miércoles, 30 de marzo de 2011
Parque eólico en ChinaChina invirtió US$54.400 millones en 2010 en energías limpias.

Argentina encabeza la clasificación mundial de crecimiento, año por año, en el uso tecnología baja en carbono, mientras que China sigue siendo el país que más invierte en ese materia, dice un estudio.

De acuerdo con el clic Grupo Ambiental Pew de EE.UU., los chinos invirtieron US$54.400 millones en 2010, frente a los US$39.100 millones de 2009.

Estados Unidos, aunque aumentó su inversión el 51% hasta los US$34.000, descendió del segundo al tercer puesto en la clasificación, por detrás de Alemania, con US$41.200 millones.

clic Lea también: El mayor inversionista en energía limpia en 2009

En términos de crecimiento año por año, Argentina encabeza la clasificación ya que aumentó la inversión en el 568% en 2010, comparado con 2009.

A nivel mundial, el sector (que no incluye la energía nuclear) atrajo capitales por US$243.000, un incremento del 30% desde 2009 y un alza de nada menos que 630% desde 2004.

Energía solar a la cabeza

Los autores del estudio destacaron que 40 gigavatios (GW) de viento y 17GW de energía solar se instalaron durante 2010, elevando la capacidad de energía limpia global a 388GW.

El informe “¿Quién va a ganar la carrera de energía limpia?” -que utiliza los datos compilados por Bloomberg New Energy Finance– examinó las tendencias tecnológicas en las principales economías del G20.

Panel solarLa energía solar experimentó el mayor crecimiento entre las diversas tecnologías

“En cuanto a las tendencias mundiales, el sector solar experimenta el mayor crecimiento entre las diversas tecnologías”, observó Michael Liebreich, presidente ejecutivo de Bloomberg New Energy Finance.

“La disminución de los precios y el generoso apoyo del gobierno en países clave ayudó al sector solar a que obtuviera 40% de la inversión total de energía limpia en 2010”, añadió.

El estudio destaca que, además, China fue el primer productor mundial de aerogeneradores y unidades de energía solar.

Ese país en 2009 superó a EE.UU. como la nación con mayor capacidad de energía limpia instalada.

Inversión e incertidumbre

Por regiones, Europa siguió siendo el principal receptor de inversión, con US$94.400 millones. Mientras que Asia/Oceanía fue la segunda región más atractiva para los inversionistas, con US$82.200 millones.

Países con mayor inversión en energía limpia

1. China: US$54.400 millones

2. Alemania: US$41.200 millones

3. EE.UU.: US$34.000 millones

4. Italia: US$13.900 millones

5. Resto de la UE-27: US$13.400 millones

6. Brasil: US$7.600 millones

7. Canadá: US$5.600 millones

8. España: US$4.900 millones

9. Francia: US$4.000 millones

10. India: US$4.000 millones

Fuente: Grupo Ambiental Pew de EE.UU. y Bloomberg

“Países como China, Alemania e India resultaron atractivos a los financieros, porque cuentan con políticas nacionales que respaldan las normas sobre energía renovable, objetivos de reducción de carbono y/o incentivos para la inversión y la producción, que pueden generar certeza a largo plazo para los inversores”, indicó Phyllis Cuttino, directora del Programa de Energía Limpia de Pew.

Para este año, Liebreich dijo que esperaba ver una desaceleración en la tasa de crecimiento de inversión en energía limpia, no obstante prevé un marcado aumento en la capacidad de generarla.

“Hubo un aumento de riesgo y de inversión de capital privado durante 2005-08 y esas compañías han estado bajo el radar debido a la crisis (económica), pero que ahora estamos empezando a ver a las empresas que han sobrevivido a los años difíciles (…) establecer una escala comercial en sus actividades”, aseguró

Liebreich concluyó diciendo que hechos como los disturbios en el mundo islámico y el terremoto en Japón influirán en el terreno de la energía limpia”.

En sus palabras, “es difícil recordar la última vez que la energía limpia causó una catástrofe de cualquier magnitud. Si quienes diseñadores las políticas y los inversionistas tienen en cuenta el factor riesgo, es probable que veamos otra corriente de apoyo a la industria de energía limpia”.

clic Lea también: El costo ambiental de abandonar la energía nuclear

Categorías:Actualidad, Internacional

Para entender un poco más


Para aquellos que quieren saber y mucho no entienden. Les hago llegar un artículo con las respuestas necesarias para entender lo que esta sucediendo en Egipto.

Egipto: preguntas y respuestas de una crisis sin precedentes

Redacción

BBC Mundo

Manifestante con una foto tachada de Mubarak

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, está enfrentando una severa crisis en el país, la peor en los casi 30 años que lleva en el poder.

Desde hace una semana miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar en contra de su gobierno y las manifestaciones ya han provocado más de cien muertos y miles de heridos.

clic Vea lo que ocurre en esta galería de imágenes

Incluso los propios funcionarios del partido gobernante han asegurado que la escala de las protestas no tiene precedentes.

¿Qué está pasando en Egipto?

Oraciones en medio de la protesta

Las protestas iniciaron el martes 25 de enero cuando los activistas convocaron a un “Día de Furia” contra el gobierno, a pesar de que las manifestaciones en el país son inusuales.

Desde entonces las protestas continúan en diversas ciudades de Egipto para exigir la renuncia del presidente Hosni Mubarak que está en el poder en el país árabe desde 1981.

En respuesta, el gobierno sacó a los efectivos de la policía y a las tropas del ejército a patrullar las calles y posteriormente decretó el toque de queda en las ciudades de El Cairo, Alejandría y Suez.

El gobierno bloqueó el acceso a internet y a redes sociales como Twitter y Facebook, que los manifestantes habían estado utilizando para organizar sus reuniones.

En su primera aparición pública en medio de la crisis, el presidente defendió el papel de las fuerzas de seguridad en las protestas y anunció el cambio de todo su gabinete pero no dio señales de abandonar el poder.

Las revueltas están frenando uno de los principales ingresos de la economía egipcia:el del turismo. Se ha cerrado el acceso a las emblemáticas pirámides de Giza y miles de turistas han cancelado sus viajes al país o intentan salir de él.

¿Qué piden los manifestantes?

Los ciudadanos que han salido a las calles piden la renuncia de Mubarak.

Además, quieren más libertades, más democracia y empleos.

Egipto tiene muchos problemas sociales y políticos como el aumento del precio de los alimentos y del desempleo, así como la indignación ciudadana por la corrupción política.

Además, según apuntó el corresponsal de la BBC en El Cairo, Jon Leyne, a eso hay que añadir la “profunda frustración en gran parte de la sociedad, que ve que el país ha perdido poder, estatus y prestigio internacional en las tres décadas del gobierno de Mubarak”.

¿Quién es Mubarak?

Hosni Mubarak, de 82 años, es el presidente de Egipto desde 1981. Llegó al poder después de que su antecesor Anwar Sadat fuera asesinado por radicales islámicos en un desfile militar en El Cairo.

En las casi tres décadas que ha ocupado la presidencia de su país, Mubarak se ha posicionado como un aliado de confianza para Occidente y ha luchado contra un poderoso movimiento de oposición dentro de sus fronteras.

Ex comandante de la Fuerza Aérea, Mubarak ha gobernado como un líder casi militar desde que asumió el poder.

Mubarak ha presidido durante un período de estabilidad interna y desarrollo económico que significa que la mayoría de sus compatriotas han aceptado su monopolización del poder. Sin embargo, en los últimos años Mubarak ha sentido por primera vez presión para fomentar las reformas políticas, tanto desde el interior de Egipto como de su aliado más poderoso, Estados Unidos.

¿Qué ha respondido el gobierno?

Hosni Mubarak se ha negado a renunciar, pero el viernes anunció la renovación total de su gabinete.

Por primera vez durante su mandato, Mubarak nombró a un vicepresidente, Omar Suleiman. También seleccionó al ministro de aviación Ahmed Shafiq como primer ministro.

El nuevo vicepresidente era el director de los servicios de inteligencia egipcios y es visto como una persona apoyada por el ejército, los servicios de inteligencia, las fuerzas de seguridad y Estados Unidos.

Suleiman, con un amplio historial militar, es considerado como una alternativa para reemplazar a Mubarak si el hijo del presidente, Gamal Mubarak, no accede al poder.

Analistas de Medio Oriente le dijeron a la BBC que al ser un militar, el nombramiento de Suleiman podría no ayudar a resolver el conflicto y mencionaron que esperaban que Mubarak nombrar a alguien con experiencia en problemas sociales y económicos que ofreciera soluciones a las preocupaciones de los egipcios.

¿Qué tuvieron que ver las revueltas en Túnez?

Protestas en Túnez

Las revueltas populares que provocaron la salida del poder y del país del ex presidente tunecino Zine al-Abidine Ben Ali el pasado 14 de enero prendieron la mecha de la población de otros países árabes que salieron a las calles para protestar contra sus gobiernos.

En Túnez, Ben Ali llevaba 23 años en el poder y era apenas el segundo mandatario desde la independencia de Francia en 1956. Tras su caída, las manifestaciones se intensificaron en Egipto y en otros países árabes como Yemen y Argelia.

Muchos analistas piensan que si el gobierno de Egipto, el país más populoso de la región, sucumbe ante el levantamiento popular, las repercusiones se sentirían más allá del Norte de África y el Medio Oriente.

¿Hay más crisis en la región árabe?

Las protestas en Túnez y en Egipto parecen estar desencadenando un efecto dominó en otros países como Yemen, Jordania y Argelia.

A pesar de que cada país árabe tiene características diferentes, muchos de ellos comparten los mismos problemas como una alta tasa de desempleo entre los jóvenes, alto precio de alimentos, pocas oportunidades de progreso social y económico, corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Algunos analistas consideran que las protestas en Túnez y Egipto podrían provocar una revolución como la que ocurrió tras la caída de la Unión Soviética.

En Yemen decenas de miles de manifestantes también están protestando contra el presidente Ali Abdullah Saleh, quien ha estado en el poder desde 1978.

¿Cómo reaccionaron otros países?

Egipto es el país más populoso en el mundo árabe, con una de las economías y ejércitos más grandes de la región.

Y aunque tal vez ya no ejerce la misma influencia en el Medio Oriente de décadas pasadas, su importancia no se discute y la crisis egipcia ha provocado reacciones en el resto del mundo.

La reacción más esperada era la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que tras conversar con el presidente Mubarak llamó al gobierno egipcio y a los ciudadanos al diálogo y a evitar la violencia.

Además, en un discurso público el mandatario estadounidense pidió a su homólogo que tome medidas concretas hacia la reforma política y social y defendió el derecho de los ciudadanos a ser oídos.

Por otra parte, líderes de Francia, Alemania y Reino Unido instaron en un comunicado conjunto al presidente egipcio a evitar la violencia “a toda costa”.

¿Qué pasará después?

Mohamed ElBaradei

Si, como demandan los ciudadanos que salieron a manifestarse, el presidente y su gobierno renuncian, se abren una serie de dudas sobre qué sucedería después.

2011 es un año crucial para Egipto porque tiene en su agenda una elección presidencial. Hasta ahora no era claro si el presidente Hosni Mubarak contendería o si allanaría el camino para su hijo Gamal quien se ha preparado para llegar al poder, aunque no cuenta con un gran respaldo popular.

En la actualidad, la oposición en Egipto está fraccionada pero, según la corresponsal de BBC en El Cairo, Yolande Knell, “si hubiera elecciones libres y justas, es muy probable que ganasen los Hermanos Musulmanes”, un partido oficialmente ilegal pero tolerado en el país y el movimiento opositor a Mubarak mejor organizado.

Sin embargo, Mubarak siempre ha apelado a la llegada de un grupo islamista al poder en Egipto para asustar a sus aliados internacionales.

Por otra parte, en el último año se ha sugerido desde diferentes ámbitos que el ex el director General de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, como un líder adecuado para dirigir la transición en Egipto y que cuenta con el reconocimiento internacional.

Otros nombres que suenan como posibles futuros líderes incluye al secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, al recién nombrado vicepresidente, el general Omar Suleiman, un militar – como todos los líderes de Egipto desde que el rey fue derrocado en 1952-.

Categorías:Internacional