Inicio > Actualidad > Por si alguien no conoce

Por si alguien no conoce


Para aquellos que tienen ganas de hacer algo y no saben por donde empezar, les dejo un artículo que quizás los puede guiar.

Que florezcan mil (Turu) Flores

0 Comentarios 13 Diciembre 2010

Que florezcan mil (Turu) FloresMás cerca de Bajada de línea y de 678 que del programa de Fantino –aunque no tanto- un grupo de twiteros nacionales y populares -y futboleros a morir-, decidió un buen día que había que dejar la virtualidad y conocerse las caras. Y qué mejor manera de hacerlo que adentro de una canchita jugando, y después del partido morfando algo y discutiendo de política. Nació así el #picadonac&pop: épica militante y deportiva en tiempos del fútbol para todos.

Por Diego Sanchez y Federico Scigliano

Se llega a Open Gallo -ese palacio del fútbol amateur ubicado en pleno corazón del Abasto- sabiendo que bajo su órbita se puede encontrar casi cualquier cosa: empresarios, poetas, estudiantes, monotributistas, gente interesada por la política y gente que no. La democratizadora línea recta de una cancha de fútbol 5 permite que durante al menos 60 minutos todos sean iguales: tipos que llegan mal a la pelota, que gambetean, que juegan de pescador pegados al arco contrario, puteadores y llorones de toda laya, tira caños, pisadores, rústicos, en pocas palabras: jugadores. Lo que pocos imaginan es que también hay algunos capaces de transformar el tradicional rito argentino de “armar un picadito” en algo más parecido a la gestación laboriosa de una agrupación política. “Armemos una orga de cinco contra cinco”, parecen decir. Como si quisieran matar dos pájaros de un tiro: te arman un partido. Y te arman un Partido.
Pero por supuesto la cosa es más subterránea y sintomática. Casi desde el mismo momento en que Marcelo Araujo recibió el sayo de “relator del pueblo” se empezó a intuir que si la política había vuelto lo había hecho para casi todo. A su manera, el fútbol no podía quedar fuera de ese huracán épico que lo alejaría de sus años de deporte codificado, donde sus estrellas aparecían en publicidades consiguiendo fama, dinero y mujeres con un simple castañeo de dedos, para acercarlo a este presente de televisación ad aeternum, en el que se pasan clips de homenaje a Salvador Allende en los entretiempos y la vieja hegemonía Boca – River quedó relegada a manos de un equipo humilde cuyo as en la manga es un centrocampista ingobernable de apellido Pérez García. En otras palabras, si la consigna era redistribuir, el fútbol no podía permanecer al margen.

#Abriendo

A simple vista el #picadonac&pop puede resultar extraño. Supongamos que a un mítico programa de los 90 como “La banda dominguera”, ese magazine deportivo conducido por Quique Wolf, lo pasáramos por un filtro setentista: Quique haría una crítica antiimperialista mientras sus manos acarician “la caprichosa” -que en este caso no sería una pelota Nº 5 sino la réplica de un fusil FAL-, iría al corte cambiando a “Gitana” de los Cadillacs por la Marchita y en lugar de invitar a jugadores como el Coyo Almandoz o el loco Zandoná se pasaría horas conversando con Juan Carlos Dante Gullo o el flaco Kunkel. Bueno, no hace falta hacerlo tan capusottiano. La historia del #picadonac&pop (así, con el tan twitero signo numeral adelante) indica que su nacimiento fue bastante más corriente. “El #picadonac&pop es la continuidad de Twitter por otros medios”, bromea Víctor Taricco, alias @victortaricco, uno de los “picadistas” pioneros. “Nosotros lo que vimos era que nos habíamos acercado por cierta comunidad de ideas y que además nos gustaba jugar al fútbol y entonces dijimos: vamos a jugar”, resume.
La primera camada de picadistas nacionales y populares se juntó a finales de septiembre. Era básicamente una ordalía de twiteros cansados de conocerse sólo los avatares, mandarse RT’s y DM’s y conversar en 140 caracteres. Como señala Sebastián Zaballa, también conocido por su nombre de guerra 2.0 @ciruzaballa: “En ese momento @berenjenal (Ernesto Gallegos) nos empezó a convocar para armar un partido a un sector que en Twitter veníamos coincidiendo en algunos debates, veíamos que teníamos posiciones iguales. El 26 de septiembre fuimos a jugar por primera vez y ahí se disparó esta idea a lo que es hoy”, recuerda. La propuesta de armar un picadito para romper el hielo surgió casi de manera espontánea. “La idea es que sea gente que comparte ideas, que capaz no se conoce y entonces esto sirva como excusa para romper esa barrera porque quizás vos coincidís con gente pero si decís ´bueno, vamos a juntarnos a tomar una cerveza´ no moviliza tanto como moviliza el futbol”.
La potencia de las redes sociales hizo el resto. Aquél primer partido ya mítico no tardó en replicarse en tuiteos, fotos, gastadas y anécdotas subidas a diferentes blogs. El hashtag #picadonac&pop empezó a leerse con frecuencia por esos días y no pocos usuarios se preguntaron de qué se trataba todo eso: algo había nacido en ese “tercer tiempo”. “Lo que nos pasó era que nos empezamos a encontrar y muchos no nos conocíamos de antes, internet nos fue en cierta forma uniendo y después dijimos que no podíamos quedarnos acá, quedarse ahí era perder una pata”, afirma @favric, otro de sus integrantes. “Si bien la militancia en internet existe, también teníamos que conocernos y conocernos era esto: juntarnos y empezar a armar partidos en todo el país”.

#Creciendo
Para concretar el pasaje de una simple convocatoria de amigos a una especie de mini orga que se reivindica nacional y popular, el peculiar emprendimiento imprime remeras y stickers, administra su propia página web e inaugura sucursales fuera de la General Paz. Para eso, no hizo falta otra cosa que el aprovechamiento de las redes 2.0 y el fuerte entusiasmo militante que lleva meses in crescendo. “El #picadonac&pop es un espacio lúdico pero con mucha discusión que se da en el post del fútbol”, nos confiesa @ciruzaballa mientras mastica un vacíopan en La Blanquita Nacional y Popular, una parrilla acorde ubicada a pocas cuadras de Open Gallo, y sigue:“A mi entender, esto es lo más interesante de esta convocatoria: juntarse con gente que piensa parecido a intercambiar información, ideas y hablar”.
El nombre #picadonac&pop, que nació en esos post parrilleros como un guiño interno entre aquellos que habían participado de este primer partido, no tardó en llamar la atención de varios twiteros que no sólo amaban el fútbol sino que también anhelaban un espacio de encuentro, un lugar de militancia en esa liquidez espontánea y fresca que caracteriza los cada vez más numerosos lugares de intervención virtual. A las pocas semanas de este picado porteño, gente de la zona norte del Conurbano y hasta de Rosario tomaron como suya la idea y dieron el puntapié inicial para su expansión federal. “Fue una demanda que nació desde la red misma –aseguran-, la gente en Twitter lo pedía. Nos decían: ‘uh, yo estoy en Rosario, qué bueno lo que están haciendo’. Y en realidad los posteos eran desde nuestros blogs, veían la información, veían las fotos, vos llegás hoy a tu casa y tenés veinte gastadas de los que estuvieron en el partido. Entonces la gente empieza a ver eso y a preguntar, y así se fue armando”.
Para sistematizar y enmarcar a todos los picados nac & pop del país, un grupo de picadistas militantes -¿de qué otra manera se puede llamar a aquellos que apenas duermen con tal de armar una comunidad de sentido unida por la pasión por el fútbol y la adhesión a un proyecto político?- comenzó a idear una suerte de reglamento y una simbología propia(ver recuadro). En pocas semanas la seccional porteña fundó la Unidad Básica Evita Carrilera, conocida en Twitter por sus siglas #UBEC. Siguiendo esta línea, del grupo de Zona Norte surgió la Unidad Básica Jauretche de 9 (#UBJ9) y en Rosario la Unidad Básica Cooke al Arco (#UBCA). ¿Una locura? Al cierre de esta edición, ya están a punto de salir del horno los picados en Córdoba, La Plata y próximamente Tucumán. Equipo hay. El resto nace solo, asistido en parte por la inestimable ayuda de la página oficial abramoslacancha.com. “Desde ahí vamos a hacer la convocatoria nacional”, promete @favric. “No podemos quedarnos a jugar veinte acá en Capital. La idea es que se empiecen a encontrar en todo el país”.

Know how
En abramoslacancha.com puede encontrarse un decálogo, bautizado pedagógicamente con el título “Cómo armar un #picadonac&pop en 10 pasos”. Tras registrarse con nombre y apellido en el foro http://picadonacypop.freeforums.org, conseguir los 10 jugadores necesarios y consensuar entre ellos fecha, lugar e indumentaria, hay que crear una Unidad Básica virtual y anunciar su nacimiento al resto de los foristas. Los tres últimos puntos del decálogo son tal vez los más interesantes: allí se deja en claro que los “post-#picadonac&pop” no son obligatorios pero sí altamente recomendables, se excluyen perentoriamente de toda discusión los tópicos “sexistas, homofóbicos, pinolozanistas y todos aquellos que remitan de manera peyorativa a otras minorías sociales”, se deja en claro que la verdadera razón de ser de estos encuentros son “para que reine en el pueblo el amor y la igualdad” y se habilita a sus participantes a coordinar discusiones a nivel nacional, provincial o local en caso de que sea necesario.
“No sé si tenemos pretensiones de ser una orga”, reflexiona @favric. “La realidad es que algunos tenían militancia, hay muchos que vienen de militancia universitaria, otros de militancia partidaria, hay gente de La Cámpora, hay gente que milita en el Evita, gente como yo, que milito en el PJ Digital, y hay otros que no, que llegaron sin militancia. De a poco nos vamos organizando, fuimos a la Plaza más de una vez juntos, nos fuimos acompañando. El tiempo dirá si realmente vamos a confluir en una orga o cada uno va a seguir con su militancia, pero la realidad es que para nosotros lo importante era encontrarnos. Y a partir de encontrarnos algunos empezaron a militar cuando antes no lo habían hecho”.
La muerte de Néstor y el cimbronazo emotivo que generó en gran parte de la juventud es uno de los datos insoslayables para entender el espectacular crecimiento del #picadonac&pop en menos de tres meses. Eso y la necesidad casi imperiosa de encontrarse, más allá de que se utilice al fútbol como excusa. Como no podía ser de otra manera, y respetando el espíritu del decálogo, los picados no se limitan a reuniones masculinas ni tampoco a una sectaria pleitesía al balompié: ya se están armando los picados femeninos y hasta hubo un primer encuentro de corredores englobados bajo el mote #carreranac&pop. “Players” y “runners” de ambos sexos y todas las edades son bienvenidos en esta experiencia.
“Hay un laburo, hay cosas escritas, hay un decálogo de cómo armarlo y está como una especie de reglamento, una declaración de principios del #picadonac&pop que le da como un marco pero la idea es juntarse a jugar a la pelota, ni siquiera competir: jugar a la pelota”, sintetiza @victortaricco. “Todos tenemos una sintonía, ya había una comunidad de sentido de antes pero lo que hicimos fue ponerla en acción y generamos esta especie de intervención político-cultural-deportiva. Nuestro primer objetivo es que haya un partido por provincia”.
“A mí me encanta jugar al fútbol –completa @ciruzaballa- pero el espacio que me interesa es el post. Porque si vos recorrés la mesa te vas a encontrar que en muchos chicos este espacio de pertenencia desde lo ideológico capaz que en su grupo de referencia de la semana, del trabajo, de la facultad, de amigos no lo tienen. Se sientan en una mesa a hablar y se tienen que comer las gorileadas y acá encuentran un espacio donde no están tan solos, que fue algo que se dio después de la muerte de Néstor con una visibilización de una juventud que parecía estar invisibilizada”.

Asadovinismo
Futbol, asado y vino, para todo el pueblo argentino, parecen decir estos jugadores impenitentes. Si la ola de participación militante que abrió la muerte de Néstor parecía encontrar su necesaria traducción en la pregunta angustiosa sobre cómo canalizar tamaña energía, estas nuevas formas de la asociación prueban que modos no tradicionales y extremadamente creativos pueden crear lazo, reconstruir lo común, producir sentido político en estricta significación. Nuevas formas de militancia en la que se debaten viejas querellas, viaje al corazón intenso de la vida popular, sentido del humor, ganas de divertirse y transpirara un rato la panza: el picaditonac&pop no tiene contra, es evidente.
Además, si le faltara algún acierto a la iniciativa, los nombres de las unidades básicas producen una verdad incontrastable: ¿quién duda que Evita, si viviera, sería carrilera; quién está en condiciones de discutir que Jauretche hubiera sido un 9 vivo ahí en área, donde todo se define; y finalmente, quién no hubiera mandado sin dudarlo, tras un tenso pan a queso callejero, al gordo Cooke al arco?

Anuncios
Categorías:Actualidad
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: