Inicio > Pensamientos aislados, Utopía > Adictos al sistema

Adictos al sistema


 

El tomar conciencia genera quiebres en la vida de uno. De hecho creo que uno se vuelve un ser, desde el momento que toma conciencia de aquello. Pero la vorágine de la vida actual nos pone trabas para pensar en ello. Por eso como sostuve en otro post, uno suele incorporar la rutina a tal punto que pierde la conexión del porque de los hábitos. Nos levantamos los lunes a las 7 de la mañana, porque es lunes. Tomamos el tren y entramos a trabajar porque la rutina lo manda, y no porque entendemos el motivo por el que lo hacemos. Si alguien tiene dudas, lo invito a mirar las caras de las personas que al igual que el avestruz tiene la cabeza metida en la rutina. Por todo esto, me animo a decir que el sistema nos lleva a que nuestro cuerpo entre en movimiento, no por un proceso motriz donde exista una combinación de músculos, sino por que la rutina nos manda a hacerlo. Y es recién tomando conciencia cuando despertamos de la rutina.

Pero este sistema que nos cosifica y del cual uno busca entender, se vuelve una adicción. Porque estar fuera del sistema implica costos que es difícil llevar adelante. Por ejemplo, yo trate de jugarle un partido y fui a tercera con un rey. Tome la decisión de no trabajar por trabajar, sino encarrilarme con mi carrera. Buscar un trabajo que me sirva para la cabeza. No pido el camino allanado, solo busco una oportunidad. Pero sumado a mis errores (porque no todo es culpa del sistema), el sistema me pone sus condiciones. Por ejemplo te hacen test de todo tipo cuando en realidad, la elección en muchos casos es meramente subjetiva.

Además el sistema cuenta con un sistema de represión importante el tiempo. Porque cuando dejas de contar días y pasas a ver correr los meses, la cabeza empieza a cuestionarse decisiones, es ahí donde el sistema busca corromper el camino elegido. No busco negar el contexto, menos mi responsabilidad por las decisiones que tomé, y esta claro que mi historia será una de muchas. Pero esta situación de pseudo “crisis” existencial te hace dudar. Y creo que el sistema tiene morbo, porque te educa  con la “zanahoria” de buscar tu camino, pero entras siempre y cuando le seas funcional.

Quizás esto sea una catarsis, o la unión de palabras con cierta coherencia por parte de un loco. Pero por mi parte hoy tenía ganas de pegar un grito de desahogo. Aunque por momentos me cuestiono si valía la pena despertar de mi siesta, quizás dicho cuestionamiento se debe a las mieles de las comodidades a las que me había acostumbrado ,pero creo, como un estoico, que es mejor entender, que dejarse llevar. Por lo cual seguiré en mi lucha contra los molinos de viento.

Anuncios
  1. unfor
    24/09/2010 en 6:08 pm

    El tema es que el sistema está también en nuestra cabeza, adentro nuestro. Por eso no existe lo de irse de él, aunque más de una vez lo intentáramos.
    La intención del cambio y el cambio mismo del sistema es nuestro afán y la tarea sin tiempo de algo que en parte construimos y a la vez, nunca llega.

  2. Alicia Giussani
    24/09/2010 en 10:36 pm

    Me encanta la gente que se compromete, piensa, expresa lo que piensa, se juega.
    La vida requiere el valor para posicionarse ante los acontecimientos y de acuerdo a los propios valores, ir detrás de la VERDAD.
    El BIEN,LA VERDAD y LA BELLEZA, gustan de esconderse, tenemos LA VIDA para encontrar EL CAMINO, que nos conduzca a encontrarlos.
    Pues entonces a VIVIR!!!pero con mayúscula.

    • 27/09/2010 en 2:18 am

      Creo que es así, uno tiene que dejar el lugar del espectador y jugarsela, sino la vida pasa y todavía estas a la espera de algo. Hay que ir para adelante y en esta época que vive el país uno tiene que saber que bandera defiende.

  3. 25/09/2010 en 2:48 am

    Hola Mariano
    Como dice Unfor, el tiempo es relativo. Lo placentero y variado difícilmente se convierta en rutina, la repetición es el gran enemigo. Y en cuanto a la zanahoria, nada más cierto: cambia de nombre en cada sistema y en cada época, pero siempre hay alguna. Desahóguese nomás compañero, de vez en cuando todos lo necesitamos.
    Un abrazo

  4. roberto
    26/09/2010 en 7:56 pm

    Yo le hice pito catalán al sistema, antes me llevaba atado a a soguita del rebaño,
    me costo, no voy a decir que no estoy dentro del mismo pero no te das unas idea
    como lo engaño todos los días para que no se transforme en rutina.

    Saludos!

  5. 17/10/2010 en 3:06 pm

    De verdad ke todos necesitamos cuestionar la rutina y encontrar las verdaderas razones por las ke actuamos, lo ke hay habitualmente en nuestras cabezas son un acumulado impropio de necesidades creadas por el capitalismo. No es utopico salir, es nuestro deber buscar alternativas para no permanecer dentro de una jaula de hampster

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: