Inicio > Pensamientos aislados, Política, Utopía > Ilusiones necesarias

Ilusiones necesarias


Los manuales nos enseñaron que al llegar Colon a América, los indios se sorprendieron con las baratijas de los europeos, lo cual los llevó a cambiar oro y joyas por espejitos de colores. Nos reímos de su ignorancia, pero los ignorantes e hipócritas somos nosotros. No solo por el hecho de desconocer lo que realmente sucedió, sino porque nosotros necesitamos de los espejos de colores para vivir y los indios no. Digo que necesitamos, porque desde hace mucho tiempo preferimos vivir en la caverna, tomando a las sombras en la pared como la realidad, en vez de romper la cadena e ir al encuentro de lo real. Compramos realidades premoldeadas, ya que al igual que los ciudadanos de Troya, vemos un caballo cuando en realidad estamos ante nuestro verdugo.

Hablando de caballos de Troya, hablemos de la democracia. Existen dos tipos de democracias, la real y la ficticia. La real es la de los teóricos.  Y la ficticia es la que sirve de escenario para que los titiriteros muevan los hilos sin cuestionamientos. ¿A que me refiero? La democracia como tal, fue perdiendo peso. Un claro ejemplo es que en la balanza pesa más la fuerza de una multinacional que el voto popular. En caso de desconfianza, invito a repasar los primeros tiempos del gobierno de Evo Moralez en Bolivia, fue elegido “democráticamente”, pero porque quiso cambiar las reglas del juego, los sectores de poder buscaron derrocarlo. Igualmente la anemia de la democracia es multicausal. Que cada vez menos  ciudadanos hagan cumplir sus derechos civiles debilita la esencia de los gobiernos democráticos.

Esta claro que hablar de “buenos y malos” queda para las películas, ya que si uno se propone buscar culpables, debe evitar el camino más corto. No todo es culpa de un solo actor, pero es interesante destruir ciertas máscaras. EEUU levanta la bandera de la democracia, cuando solo esta interesado seguir jugando al “Monopoly” con el resto de los países. Desde la Casa Blanca se sostiene que se está ayudando a Irak para que el pueblo arribe al eden de la Democracia. Pero para ello no importa la cantidad de muertos, solo importa romper las cadenas de la opresión, y abrir las llaves necesarias que permitan que el petróleo viaje en camiones aliados. Se manipula el concepto de democracia, desprestigiándolo y volviéndolo una mera excusa. Ya que como es sabido la democracia es lo que menos importa. Solo interesa que el gobierno de turno sea funcional a EEUU (en realidad a los intereses que representa). Los gobiernos que buscan recuperar ese término en desuso de soberanía son puestos bajo la lupa. No importan los métodos para que dicho Gobierno cambie de postura, o para que directamente se cambie de Gobierno. Es por eso que se le dio apoyo a las últimas dictaduras en América del Sur. El 11 de septiembre no aparece en el calendario por las torres gemelas, ya que un 11 de septiembre las fuerzas militares de Chile fueron la punta de lanza del golpe al  gobierno de Allende. El sistema de gobierno es solo una mascara.

En la verdadera democracia el pueblo es el actor principal, en la pseudo-democracia el pueblo es adormecido. En la verdadera democracia los políticos están a disposición del pueblo. En las democracias de cartón, los políticos responden a los intereses de turno. En las democracias reales el Estado busca romper con la desigualdad existente. En las pseudo-democracias el Estado… no existe. No es por ser negativo, pero si uno contempla la historia y el mapa político mundial actual puede apreciar que existe más presencia de una democracia sobre otra. ¿No llegó el momento de que nos dejen de mentir y por lo menos nos muestren sus caras aquellos que realmente nos gobiernan?   Es preferible creer que estamos en un mundo civilizado, en vez de darnos cuenta que la barbarie está sentada en el trono.

Anuncios
  1. roberto
    14/09/2010 en 5:06 pm

    Son muchos los indios que siguen comprando espejitos, cuyos vendedores periodístas
    ellos, manejados astutamente por los verdaderos gobernantes que hasta hace poco
    tiempo permanecían en las sombras donde desde siempre manejaron los piolines de
    titiriteros.
    Los comunicadores hoy famosos y “prestigiosos” son los mismos que callaron y
    fueron cómplices que 30.000 ciudadanos hoy no estén por el solo hecho de tener
    distintas ideas que sus patrones, y pensar distintos para éstos mamarrachos
    periodísticos es señal de inteligencia y a ellos no les conviene, pués tienen
    tan metido en sus pensamientos un libreto, que cuando querés debatir se ponen
    nerviosos y hablan de crispación cuando son ellos los crispados, y piden olvidar
    el pasado, quieren empezar la historia hoy, para que vamos a recordar cosas que
    no les conviene.
    Hoy se revelan no aceptan ser gobernados por la democrácia, temen perder el negocio de seguir vendiendo espejitos para sus amos.

  2. 14/09/2010 en 6:01 pm

    Esta claro que es un negocio que deja muchas ganancias. Ya que nos acostumbramos a vivir con ellos. Creemos en lo que nos dicen, pecamos de inocentes e ignorantes.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: